Tosta de paté y frutos del bosque

Tostadas_pate

Si habéis tenido un día gastronómicamente poco afortunado en el curro como es mi caso, por la noche cuesta poco hacer que la cena tenga algo más de valor y nos alegre un poco la velada, y nada mejor que un suave contraste de conceptos.Partiendo del pan de cereales que ya hemos presentado, y del que sigo disfrutando, para una de esas noches en las que bien hemos podido merendar tarde para quitarnos el gusanillo a la hora de cenar os propongo una sencilla opción. Y es que parece mentira que sólo juntamos dulce y salado a estos extremos cuando nos dejamos los euros en un plato de “reducción de algo”. Pues bien, si lo hacemos en casa también quedamos más que satisfechos y nos daremos cuenta de como podemos reutilizar cosas que a simple vista quizá ya no nos parezcan atractivas como son el caso de la lata o bote de paté y el bote de mermelada. Ambos ingredientes muy recomendables por el juego que dan en nuestras despensas y por su durabilidad.

La receta, muy muy fácil, unas rebanadas de pan, una lata de paté, un dátil y mermelada de frutos del bosque. El proceso no lo cuento, que sois más que listo como para sacarlo de la foto. El dátil, en este caso, medio dátil en cada tosta, está para romper aun más la textura del paté y para terminar con los dátiles, si es algo que no os motiva mucho, pues sin el dátil o quizá con otra mermelada potenciéis más su sabor.

De postre dos piezas de fruta, que eso si que es perecedero de verdad y así hemos cenado bien, disfrutando e invirtiendo poco tiempo.