Salmorejo

salmorejo

Desde que probé el Salmorejo en Orce (pueblo con estupendas tapas y piscina natural con el agua bien fría de Granada), siempre he querido hacerlo en casa. Todos los años me pido este refrescante plato en Orce, pero este año no ha podido ser y esto es lo que me ha animado a prepararlo en casa.

El Salmorejo es una crema de tomate que se prepara en Andalucía, especialmente en Córdoba. Su consistencia es más densa que el Gazpacho debido a que se le añade una buena cantidad de pan. Es muy sencillo de preparar, tan sólo necesitáis: 1 kg de tomates maduros, 150 gramos de pan, 1 diente de ajo, 100 ml de aceite de oliva, 2 cucharitas de sal, 2 huevos cocidos y jamón serrano. Con estas cantidades tenéis para un primer plato para 4 personas.

Empezamos con los tomates. No hace falta escaldarlos para luego quitarles la piel, los rallamos y listo!  Reservamos los tomates rallados en un bol, al que iremos añadiendo el resto de ingredientes. Continuamos con el pan, lo cortamos en trozos pequeños y lo incorporamos al tomate. Si el pan está duro, es mejor que lo dejemos reposar con el tomate, 10-15 min, para que este se ablande el pan y sea más fácil triturarlo. Añadimos el ajo (quitamos la parte central para que no repita), el aceite de oliva y la sal.  Ahora batimos la mezcla hasta que quede bien fina y probamos si está bien de sal, si no, rectificamos.

Metemos el bol en la nevera y dejamos que se enfríe. Cuando vayamos a servir, acompañamos esta crema con unas virutas de jamón serrano y huevo cocido en trozos y rallado.

Esta receta se ha convertido en un imprescindible para el verano, sencilla, sana, económica, refrescante y lo que es más importante, está buenísima!