Salmón en salsa de cava

salmon_crema

Hoy me he decantado por el Salmón, ese pescado azul cuyas propiedades para nuestro organismo son múltiples. Son tantas, que os comparto una página muy interesante dónde podréis ver los beneficios de este maravilloso pescado, alimentos.org.es/salmon.

Los ingredientes que necesitamos, es casi seguro que los podemos encontrar en nuestras neveras, despensas, etc., sin necesidad de comprar nada extraordinario, a excepción claro está del Salmón, bueno y si no tenemos ninguna de estas navidades, pues una botella de cava. En esta ocasión, me he decidido por 2 colas de salmón, que estaban a buen precio, y como encima eran grandecitas, de ellas he sacado 4 trozos.

Como para elaborar nuestra receta, vamos a necesitar caldo de pescado, en primer lugar yo he cogido un cubito de caldo de pescado de la despensa y lo he preparado junto con un vaso de agua (en el microondas), reservándolo así para su uso, y he salpimentado los 4 trozos de salmón. Y ahora ya podemos preparar nuestros ingredientes.

Cogemos 2 cebollas medianas y las cortamos en discos o medias lunas, colocandolas en la cazuela con un poco de aceite y a fuego lento, dejando que se pochen. Cuando estas estén transparentes, añadiremos un vaso de caldo de pescado, dejándolo un par de minutos. Añadimos ahora un vaso de cava, dejando que cueza unos minutos mientras damos tiempo a que se evapore el alcohol, que será cuando añadamos el salmón. Tapamos nuestra cazuela y dejamos que se haga el salmón, siempre a fuego lento y vigilandolo, pues se hace bastante rápido (el salmón pierde su color naranja para pasar a un rosa pálido). Una vez hecho el salmón, sacamos únicamente el salmón a una fuente, con cuidado que no se rompa (procurando que no se enfríe mucho), y la cebolla con la salsa la pasamos a nuestro bote de triturar.  Tras haber triturado la salsa, la devolvemos a la cazuela y al fuego, incorporándole ahora un brik de nata líquida para cocinar pequeño y dejamos que vaya espesando a fuego lento. Rectificamos de sal y… listo!!

Esta receta, para nada complicada, es súper sencilla de hacer y para las ocasiones especiales, quedareis de lujo… claro está, siempre que os guste el pescado azul.

En esta ocasión lo he acompañado con unas patatitas salteadas, riquiiisimas, por cierto.