Rueda de hojaldre rellena

Rueda_hojaldre_rellena_6

Y si algo bueno tiene comprar de vez en cuando hojaldre… es que hay tantas formas de gastarlo. En esta ocasión nos hemos puesto algo más creativos con la forma y hemos querido darle aspecto de rueda o rosco. Además lo hemos rellenado de salado con jamón york, espinacas, champiñones y pimienta.

Sólo tenemos que esperar a que la masa se descongele para extenderla y sin partirla dividirla en 2 mitades. En la mitad superior vamos a colocar los ingredientes y en la inferior vamos a recortar la masa en tiras como si fuesen flecos. En la mitad superior es donde vamos a colocar los ingredientes, primero el jamón de york para que podamos manipularlo lo mejor posible, luego las espinacas cocidas o fritas según prefiramos, algún que otro champiñón que podemos laminar si queremos y un poco de pimienta. Además podríamos añadirle queso rallado o un poco de bechamel si queremos. Ahora con algo de delicadeza tenemos que cerrar enrollando esta parte del hojaldre dejando un cilindro y los flecos de la masa, con mucho cuidado de que no se rompa ni se salgan los ingredientes (es más fácil de lo que parece. Ahora que lo tenemos, cogemos ambos extremos y los encaramos, siempre sobre la bancada sin levantar el hojaldre. Para cerrarlo bien intentamos introducir una de las partes dentro de la otra y tendremos una forma parecida a un sol, con el cilindro relleno en el centro y los flecos por fuera. Bien, ahora sólo nos queda ir colocando las tiras sobre el rosco, espolvorear por arriba con unas cuantas pipas o pintar con huevo como prefiramos y meter al horno (180º ambas partes) hasta que nos quede bien dorada la masa. Cuando veamos que ya tiene el aspecto tostado característico del hojaldre retiramos y dejamos reposar un poco para no comer ardiendo y a zampar.

Rueda_hojaldre_rellena_1

Rueda_hojaldre_rellena_2Rueda_hojaldre_rellena_3Rueda_hojaldre_rellena_4