Revuelto de garbanzos y compañía.

revuelto_garbanzos_1

Una combinación perfecta y muy cómoda para hacernos en casa un día que tengamos prisa y queramos comer de lujo.

Pues bien, ese bote de garbanzos que espero todos tengamos ya por la despensa, sirve para mucho más que arroz al horno y pucheros: potaje, ensaladas, revueltos, falafel, humus… Así que preparamos, medio bote de garbanzos, un paquete de tiras de bacon, 2 huevos, sal y aceite de oliva. Y de acompañamiento porque no, unas espinacas hervidas con unas pasas y una tostada de pan con queso o una empanada que sobro de la noche anterior.

Primero escurrimos bien el medio bote de garbanzos que vamos a utilizar, no vaciemos todo el liquido del bote, pues sirve para que los que dejamos se conserven. Los escurrimos bien y si hace falta los enjuagamos un poco con agua del grifo, los escurrimos y preparamos una sartén con un chorrito de aceite de oliva a fuego medio, los añadimos y dejamos que se doren un poco. Vamos moviendo los garbanzos para que se doren por ambos lados y cuando ya están casi marcados ambos lados añadimos el bacon, dejamos que se cocine y cuando este hecho añadimos los dos huevos y un pellizco de sal y vamos haciendo el revuelto con el resto de ingredientes. Cuando el huevo este bien cuajado tendremos listo nuestro revuelto de garbanzos.

Ahora la compañía, un puñado de espinacas a hervir con unas uvas pasas, aunque también podemos cocinarlas como en esta receta, todo bien escurrido y listo, a comer!