Pimientos de piquillo rellenos de bacalao frios

pimientos_rellenos_bacalao_6

Hace mucho que se me había metido en la cabeza hacer unos pimientos de piquillo, y lo peor es que mira que me cuesta conservar este ingrediente. Me encanta poder ponerme una tostada con atún o paté y un pimiento de estos, mmmm, o una salsa de pimientos de piquillo, arg… solo pensarlo y empiezo a segregar saliva jeje.

Bueno, la receta es bien fácil, sólo necesitamos: un bote de pimientos de piquillo, 2 patatas medianas y un paquete pequeño de migas de bacalao y un poco de pimentón.

Así que, por un lado, pelamos y partimos la patata y la dejamos en una cazuela con agua hasta que hierva. Mientras tanto, nosotros tenemos que ir preparando los pimientos de piquillo, lo ideal es que cojamos un bote de los que vienen enteros y algo limpios, pero nosotros nos aseguraremos de sacar todas las pepitas del pimiento, poner atención no vayáis a comprar los pimientos partidos, que entonces no podremos hacer este plato. Así que cuando tengamos limpios todos los pimientos, los apartamos y esperamos a que este lista la patata. Una vez hervida, la escurrimos y añadimos una cantidad de bacalao en migas, antes de añadirlo tendremos que probarlo por si necesitamos desalarlo, y también estaría bien que nos aseguremos de que no se han colado espinas y hagamos las migas aun más pequeñas. Así que con la patata en un plato grande, añadimos el bacalao, una cucharadita de pimentón y a machacar, hasta conseguir la clásica pasta de las croquetas de bacalao pero sin el huevo. Luego dejamos que repose para no trabajar con la masa caliente y si queremos podemos añadir cualquier otra especia, perejil fresco, pimienta… lo que pensemos que puede quedar bien.

Una vez fría la pasta es un sencillo trabajo manual, con una mano cogemos el pimiento dejando la parte superior bien abierta para con la otra mano ir metiendo un buen puñado de la masa, si la cogemos directamente con la mano y le damos forma de croqueta  nos será algo más fácil ir amoldando la masa a la forma del pimiento y quedando completamente relleno. Los rellenamos bien hasta el final del pimiento y cuando acabemos podemos continuar con el siguiente, así hasta acabar con los pimientos o la masa. Ahora los dejamos reposar en el frigorífico y listo, eso sí, antes de comer mejor si los dejamos reposar un poco para que estén a temperatura ambiente que quedarán más ricos y mucho mejor si los acompañamos con un chorrito de crema de vinagre balsámico decorando y…  A disfrutar!

pimientos_rellenos_bacalao_2pimientos_rellenos_bacalao_1pimientos_rellenos_bacalao_3pimientos_rellenos_bacalao_4