Leche con canela y limón

leche con canela y limón

Seguro que durante estas vacaciones de verano o los días de entretiempo de noche calurosa os ha apetecido tomar algo fresco mientras estáis descansando en la terraza con familia o amigos. Pues bien aquí un recurso del que me he servido un par de veces para endulzar estos ratos.

Sólo ha hecho falta tener por casa 1L de leche (de vaca o de soja, yo he utilizado la de soja), un limón grandecito del que sólo vamos a utilizar su corteza, un par de ramas de canela y un azucarero bien cargado.

Preparamos la corteza del limón, para esto podemos usar un cuchillo o bien un pelador de patatas. Es importante que no este separada en muchos trozos, así nos será más fácil retirarla. Ahora cogemos un cazo donde quepa la leche para ponerla a fuego medio, añadimos la corteza del limón, las dos ramitas de canela en rama y 3 buenas cucharadas soperas de azúcar. Vamos removiendo a fuego medio, mientras los ingredientes van aromatizando la leche cada vez más, sin dejar que hierva y moviendo constantemente para evitar que la leche se queme en las paredes del cazo.

Cuando veamos que la leche ya ha adquirido el aroma, y el color blanco a oscurecido un poco podemos quitarla del fuego y dejarla enfriar.

Una propuesta para servirla es que la mitad del litro lo pongáis en un tupper para introducirlo en el congelador durante hora u hora y media. Así cuando lo vayáis a tomar podéis servir media parte granizada y media líquida, una pizca de canela en polvo por encima y listo.