Lasaña boloñesa

lasaña_fuente_2

Después de las vacaciones, toca volver a la rutina y a la cocina, porque necesitamos comidas que llevar al trabajo.  Y así es que como me puse a preparar una lasaña boloñesa!! Es una receta perfecta para congelar en raciones individuales que podemos sacar cuando no tenemos mucho tiempo para la cocina.

Para hacer la salsa boloñesa necesitamos: 2 cebollas medianas, 2 ajos, 3 zanahorias, aceite, sal, orégano, 500 gr. de carne picada y 2 latas de 400gr de tomates troceados. Y para montar la lañasa: nuestra salsa boloñesa, láminas de pasta para lasañabechamel y queso rallado.

En primer lugar: pelamos y picamos lo más pequeño posible las cebollas, los ajos y las zanahorias. Ponemos la verdura y el orégano en una cazuela ancha en la que habremos calentado un poco de aceite, y lo sofreímos todo hasta que la verdura este tierna y un poco dorada. Le añadimos la carne picada, y el tomate y mezclamos bien. Llenamos una de las latas de agua y lo añadimos también a la cazuela.  Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos sin tapa para que se cueza con un hervor suave durante 1 hora.  Si os gusta la salsa, más espesa la podéis cocer más tiempo. ¿A vuestro gusto!

Para hacer esta lasaña, utilicé esas láminas para lasaña que podéis encontrar en cualquier supermercado y que no necesitan ni cocerse ni ponerse a remojo antes, pero podéis utilizar las que más os gusten. Así pues puse un poco de salsa en el fondo de la fuente de horno, para no poner directamente la pasta. Y después fui alternando capas de salsa y de pasta. Finalmente cubrí la parte superior de la lasaña con una bechamel ligera, queso rallado. Y al horno 20 minutos (el tiempo puede variar dependiendo de la pasta que utilicéis. Seguid las instrucciones del fabricante de la pasta).

Después, sólo queda disfrutar!!

lasaña_plato