Doradas a la espalda

dorada2

La dorada, es un pescado blanco muy rico en potasio y fósforo, además de Omega 3 y Omega 6. Es un pescado muy recomendable en las épocas de excesos, como pueden ser las fiestas navideñas, por su bajo contenido en grasa y tener pocas calorías. Además es un pescado que se digiere fácilmente y es muy digestivo.

Esta forma de cocinarlas es muy sencilla y rápida, por eso siempre las suelo hacer para cenar. Para ello vamos a necesitar, doradas, que previamente le habremos dicho a la pescadera que nos las abra, despojándolas de sus tripas, en nuestro caso hemos comprado una por persona.

Mientras pre-calentamos el horno a 200º, lavamos y disponemos las doradas en una fuente de horno untada de aceite de oliva (esta debe ser grande, pues hay que ponerlas abiertas). Sobre ellas esparciremos un par de dientes de ajo cortaditos en rodajas, una pizca de sal, unas rodajitas de limón, espolvorearemos con alguna especia como pueden ser eneldo y estragón y las rociaremos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Las metemos en el horno y las dejamos cocinar durante 10 o 15 minutos, depende del horno. Cuando la carne de la dorada quede blanca y como está abierta algo doradita, nuestro pescado, ya está listo!!.

En esta ocasión las he acompañado con una ensalada de hojas verdes y una sepia a la plancha.

dorada_1