Crepes

crep_1

Ese gran aliado, que nos sirve tanto para preparar platos salados como dulces y animarnos con algo fácil de hacer esos días que no tenemos mucha cosa por la despensa.

Pues bien, los ingredientes que necesitamos son, para unos 4 crepes grandes: 1 huevo, 1 vaso pequeño de harina, 1 vaso pequeño de leche (yo siempre utilizo de soja, para esto también) y según con que los vamos a acompañar podemos usar: un pellizco de sal, de azúcar, de canela o de comino si nos apetece experimentar.

Así que ponemos los 3 ingredientes en un bol y los batimos hasta tener una masa homogénea sin grumos, muy importante no tener grumos.  Ahora colocamos una sartén (antiadherente, asegurar que no se pegue!) al fuego, engrasada con un poco de aceite, podemos ayudar a extenderlo con un poco de papel de cocina engrasando toda la superficie. Ahora lo precalentamos a fuego medio-alto y cuando este caliente echamos un buen chorro de mesa mientras hacemos malabarismos con la sartén para extender la masa lo máximo posible y que el crep quede grande y no ancho. Cuando veamos que ya esta algo dorado, cogemos una espátula, y con un poco de maña le damos la vuelta, un ratito más y para que se dore por ambas partes y listo.

Ahora a por el siguiente crep. Así uno tras otro hasta que nos terminemos la masa. Próximamente os daremos alguna propuesta para prepararlos dulces o salados, pero de momento mejor ir practicando la masa.