Costillas con miel y patatas asadas

costillas_a_la_miel_f1

Esta receta es simplemente estupenda. Es fácil, no requiere mucha preparación y está buenísima. Se trata de una de esas recetas de horno, en la que lo puedes preparar todo, meterlo en el horno y mientras se va haciendo puedes hacer otra cosa.

En primer lugar, lavamos bien las patatas, ya que las vamos a cocer con piel y las cortamos por la mitad. Con un cuchillo marcamos unos cuadros en la superficie de la patata (si os fijáis en las fotos, sabréis a lo que me refiero). Le ponemos a las patatas un poco aceite, sal y pimentón. Y las ponemos en el recipiente en el recipiente que vayamos a utilizar para asar las costillas.

Colocamos también las costillas en en este recipiente, salpimentamos y le ponemos un poco de aceite de oliva. Le podemos poner también las hierbas aromáticas que prefiramos y metemos las costillas en el horno a unos 200ºC. Una vez estén cocidas, sacamos las costillas del horno, las pintamos o las cubrimos con una capa fina de miel y la metemos en el horno unos 10 minutos más.

A mí personalmente me gusta repetir esta operación un par de veces. Y aumentar la temperatura hacia el final del horneado, porque me gusta que las costillas queden bien hechas, aunque eso depende del tiempo que queráis esperar para comer.

Una vez las costillas estén asadas a nuestro gusto sólo nos queda sacarlas del horno y disfrutar. Animaros a probar!

costillas_a_la_miel_f2 costillas_a_la_miel_f3