Canelones de carne con bechamel de setas

canelones_4

Un plato que siempre me ha encantado pero he comido muy poco, porque parece que a no ser congelados no entran en mi vida son los canelones, y normal porque suelen ser algo engorrosos de hacer frente a la lasaña que es casi igual y más fácil, pero en buena compañía y con un tinto en la cocina no importa tanto. Los ingredientes que vamos a necesitar son, para los canelones: Pasta para canelones (de la de 20 minutos en agua caliente y listo que son unas 12 placas), una bandeja de carne picada y una lata de paté grande o 2 de las pequeñas. En este caso he preparado una salsa de bechamel casera con setas para acompañar, la salsa lleva: 3 cucharadas de margarina, 2 de harina, 2 vasos de leche, nuez moscada, sal, pimienta y un buen puñado de setas.

En primer lugar llenamos un recipiente ancho donde quepa la pasta de los canelones y ponemos agua bien caliente para dejar que la pasta se haga blanda durante unos 20 minutos hidratándose. Mientras ponemos una sartén al fuego con algo de aceite, en esta es en la que cocinaremos la carne picada, una vez cocinada y aun a fuego medio añadiremos el paté y lo mezclaremos bien con la carne picada, lo apartamos del fuego. En otra sartén, en la que es muy importante no se pegue, ponemos 3 cucharadas soperas de margarina o mantequilla (yo uso una margarina sin lactosa) y dejamos que se derrita por completo una vez derretido añadimos 2 cucharadas soperas y bien colmadas de harina, movemos todo dejando que la harina se dore con la margarina y tengamos una crema tostada, que la harina este cocinada y no tengamos grumos. Ahora añadimos la mitad del primer vaso de leche y disolvemos en ella la pasta que tenemos, podemos aprovechar para añadir un buen pellizco de sal y una cucharadita de nuez moscada. Mezclamos bien todo y luego añadimos el resto del medio vaso de leche, volvemos a mezclarlo y luego añadiremos de una sola vez el segundo vaso de leche. Continuamos moviendo nuestra mezcla y cuando ya llevemos unos 10 minutos y tengamos una salsa de bechamel homogénea es que estará lista. Según lo que nos cueste disolver la harina, podemos estar entre 10 o 20 minutos hasta conseguir la salsa, así que paciencia, ya dije que podrías ser engorroso. Una vez listo apartamos la bechamel y añadimos unas cuantas setas que teníamos, las pasamos rápidamente por el fuego y las añadimos a la salsa para después pasarlas por el túrmix y conseguir una salsa homogénea con ese ligero aroma a setas.

Ahora con todo listo solo queda montar los canelones. Primero un poco de bechamel en la base y luego a enrollar, el primero no tiene porque quedarnos bien, y la mezcla se saldrá por los dados pero luego prensando y apretando ya le cogeremos el truco. Una vez enrollados los canelones solo queda poner encima nuestra deliciosa bechamel de setas y meter en el horno, ambas partes a 180º y cuando veamos que la salsa esta gratinada ya podemos sacarlos y disfrutarlos!

Una faena… pero sin duda vale la pena, ya os pueden dar las gracias vuestros amigos ;) jeje. Y si queda como en mi caso… tupper y al congelador! para otro día de oficina.

canelones_1bcanelones_2canelones_3