Bizcocho de zanahorias

BizcochoZanahoria_ing

Y muchas veces no sabemos en que gastar un ingrediente que, aunque con grandes cualidades nutritivas la verdad es que “nos da bastante igual”, yo hoy he decidido darle un uso algo más animado a las zanahorias, y así improvisar un bizcocho que dure algo de tiempo en casa para amenizar cualquier momento, tanto dulce como salado. Venga va, que esto es un bizcocho diferente y fácil de cocinar de verdad.

Lo primero de todo ha sido tener zanahorias, que cansado de comerlas en ensaladas y en hervidos ya empezaban a aflojar, así que a rallar manualmente hasta lograr sacar un baso de zanahoria bien colmado. El resto de los ingredientes, teniendo en cuenta que el molde es de tamaño mediano, y el resultado el de la foto son: 1/2 taza aceite girasol, 1 taza azúcar, 1 taza de harina, 2 huevos, 1/2 sobre de levadura y la taza zanahoria rallada, un buen puñado de nueces y un poco de canela.

¿Cómo procedemos? Batimos los huevos y el azúcar, luego añadimos harina, levadura y aceite hasta conseguir una buena masa, precalentamos el horno a unos 180 grados, y preparamos el molde, con o sin papel en función de lo que queráis fregar y pelear. Luego añadimos la zanahoria y las nueces (mejor si las machacamos un poco antes para que no estén enteras) y removemos un poco más para que se mezcle todo. Vertemos la  masa en el molde y al horno. En mi caso ha estado en el horno a 180º durante unos 30 minutos, pero cuando veáis que la masa ha subido, le sale la grieta característica y esta dorado, podéis clavar un cuchillo y si la punta sale limpia, será que lo podéis retirar.

El resto de la creatividad de como acompañarlo toda vuestra. Y si os apetece compartirlo no dudéis. Yo había pensado desde acompañarlo a modo pan con alguna ensalada hasta cubrirlo de fondat, y así experimento con esto de los jamones de caramelo o nubes, según la generación de cada cual.

BizcochoZanahoria