Albondigas estilo árabe

AlbondigasArabes_ing

Para variar un poco el uso que le doy en casa a la carne picada, es decir, cocinar algo más que macarrones, espaguetis o lasaña, se me ocurrio dadle uso a las especias que unos amigos me trajeron de Tailandia y los frutos que tenía bien de navidad o bien porque por alguna extraña razón han acabado en el armario de la cocina.

Los ingredientes: carne picada, un huevo (por bandeja de carne picada), 1 cebolla grande, canela, piñones, orejones, dátiles, ajos, pasas, el alpiste de la foto y especias: gengibre, comino y pimienta (aunque la verdad… con la cantidad de frutos que le puse probablemente las especias no fueron las únicas encargadas de conseguir el sabor, que esto no os frene!)

Esta bien, es bastante rápido, machacáis la carne picada con el huevo, la especiáis (un par de pellizco de cada y un puñado de piñones) y le añadís picaditos: un par de datiles, orejones y pasas, seguimos machacando y dejamos reposar. Ahora con el resto de ingredientes: Cortamos la cebolla, los frutos y los ajos a laminitas y… manos a la obra. El proceso: vais haciendo bolas con la masa de carne. Luego la cazuela al fuego con algo de aceite y los ajos para que den sabor, vais añadiendo las albóndigas al aceite para que se vayan dorando y cerrando a fuego lento y así no se nos queman. Poco a poco vamos dándoles la vuelta hasta que las tengamos todas bien doradas y cerradas. Cuando vemos que la carne ya esta hecha añadimos la cebolla, lo movemos todo y dejamos que la cebolla se poche un poco. Añadimos el resto de frutos al fuego y sofreímos todo un poco, cuando vemos que ya se ha cogido todo, medio vaso de agua y a la cazuela, continuaremos a fuego lento, pero así el agua conseguirá que todo quede más tierno y además consigamos un poco de salsa. Ya lo veis, un plato sencillo de cocinar.

Por el resto, yo lo acompañe con algo de cuscús con menta (1 vaso de agua caliente del microhondas sobre 1 vaso de cuscús con hojas de menta) vais removiendo mientras el cuscús absorbe y listo para acompañar y alegrarnos el paladar. Quien se lance ya me cuenta como le ha quedado.

Un saludo, y no os asustéis que no es nada complicado, solo fuego lento y a disfrutar de los aromas de cada uno de los ingredientes (por cierto, yo era bastante reticente a los frutos como orejones y dátiles, pero así cocinados quedan de lujo.

La foto que acompaña, es el resultado, y el postre, un sencillo batido de fresas (fresas al gusto + leche, en este caso de soja que es la que tomo en casa)Albondigas y cuscus de menta